Páginas

martes, 11 de septiembre de 2012

Y todos estaban dormidos | And they all were asleep



«La oración en el huerto de Getsemani», por Tintoretto


No había ni fuerzas, ni modos...
y todos
aquellos que al Cristo cuidaban
estaban
rendidos, de pena afligidos,
dormidos.
Juraron no ser corrompidos,
Jesús solo estaba despierto,
orando a su Padre en el huerto
y todos estaban dormidos...






11.09.2012




Marcos 14:37-38 Viene después a los tres, y los halló dormidos. Y dice a Pedro: ¿Simón, tú duermes?, ¿aun no has podido velar una hora? Velad, y orad para que no caigáis en la tentación. El espíritu a la verdad está pronto, pero la carne es flaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contacta a Elhi Delsue