Páginas

sábado, 19 de enero de 2013

La condena | The condemns


LA CONDENA

(Díptico de sonetos ingleses | Por Elhi Delsue ©)


Hoy no me queda fe para adorarte,
soy de tu frente ignominiosa espina;
ya no ondula en mi pecho tu estandarte
ni me asomo a tu fuente cristalina.
Hoy soy el más procaz de los impíos,
el penitente que te envió a la Cruz,
el más traidor de todos los judíos
vagando en las tinieblas de la luz…
Soy legión de heresiarcas y mundanos,
el escarnio y la lanza, soy la mies
a destiempo marchita entre tus manos,
los clavos lacerantes de tus pies.
¡Nada importa, Señor, si ya he perdido
el Edén que me tienes prometido!

II

No me culpes, Señor, si cuando busco
tu amparo se me arraiga la tristeza,
si blasfemo tu nombre, si me ofusco,
si solo soy del mundo su flaqueza,
si me volví el peor de los bohemios
en el otoño infausto de mi vida,
o el más necio de todos los abstemios,
el más inútil, o el que nunca olvida.
Pues me diste a beber del vino acerbo
que vertiste en el cáliz del amor
y me embriagué de gloria y fui tu siervo,
sin saber que era el vino del dolor.
Pareciera, Señor, y siento pena,
que me diste el amor como condena...




ELHI DELSUE
19.01.2013

viernes, 4 de enero de 2013

Querido abuelo | Dear grandfather

QUERIDO ABUELO
(Dedicado a la memoria de Román Salazar)
(☼ Isla de Margarita, 1914 - † Paraguaná, 1988)



Estrellas en la inmensa negritud
de la noche tus ojos me parecen,
moran en ella y no se desvanecen,
abrevian mis momentos de inquietud.
 

¡Cuántas nostalgias de mi juventud
en las vides del tiempo se estremecen,
mientras mi vida y sueños palidecen
en medio de esta oscura incertitud!
 

¡Cuántas lunas dejaron enlutadas
tu voz entre jardines insepulta
y tus alas que alzaron raudo el vuelo!
 

Pero estás en las cosas más amadas,
cual sol que en lontananza no se oculta,
siempre en mi corazón, Querido Abuelo.

ELHI DELSUE
04.01.2013

Contacta a Elhi Delsue