Páginas

jueves, 1 de octubre de 2015

Arcoíris | Rainbow

 


Jadea el calendario de septiembre
y la tierra presagia un aguacero…
Un céfiro de nubes se aglomera,
canta la lluvia sobre los aleros
y un haz de siete espigas sujetadas
por un lazo invisible surca el cielo.

Abre el rojo su boca, lame el aire,
los bucares se encienden a lo lejos,
el rocío se esparce como escarcha
que ilumina los nichos del recuerdo
y una ristra de mudas corocoras
rasga despacio de la tarde el velo
mientras mi corazón, como un aljibe,
hinche de sangre el infinito cuenco.

¡Ay, amor, si estuvieras!, si supieras:
ya los rubios jazmines florecieron
y los helechos guardan sus esporas
en el vientre de un viejo invernadero.
¡Ay, amor, si estuvieras mirarías
al sol brillar de júbilo en los cerros
y a la glauca saliva de la hierba
cubrir de vida el desolado suelo!

¡Ah, qué lindo cintillo hubiera sido
ese hermoso arcoíris en tu pelo!,
lazada azul de un génesis celeste,
lívidamente gris, añil soberbio
con ribetes de piedras verde espuma
cayendo levemente por tu cuello.
¡Ah, tu voz, campanadas invencibles!
¡Ah, tu risa, violetas en silencio!

Todo termina ya, todo se esfuma,
pero queda en el alma como un eco
la fascinante luz de una acuarela
que blanca se diluye sobre el lienzo
y se vuelve lirismo que renace
en la palabra eterna que es el verso.


ELHI DELSUE

1 comentario:

Contacta a Elhi Delsue