Páginas

viernes, 24 de agosto de 2012

Ojos de piedad | Eyes of pity


"No puede hallarse poesía en ningún lado cuando no se lleva dentro".
(Joseph Joubert. Moralista y ensayista francés)


Las aves ya no trinan en tu ausencia,
llora el turpial, se enluta el arrendajo,
no se inmuta la palma con la brisa
y de nimbos el cielo se aborrasca.
No cubre la mañana el arestín,
el manantial no riega los moriches
ni nutre con sus aguas sus raíces;
se desgrana el dorado araguaney,
lividece la tez de las cayenas
y el múrice sutil de las violetas.

El paisaje es un tríptico de grises
donde duerme latente la belleza
y el bálsamo oloroso del mastranto
tiene aliento de légamo y pantano.

Nada es igual... paréceme tan triste
desandar esta senda ya trillada
sin escuchar tu voz de campanario.
¡Hay una inmensa soledad de llano!
y la inquietud que hiere y me desvela
desvencija el horcón de la ansiedad.

La tarde es un presagio que desciende
como un telón de nubes sin encajes
y un médano esparcido por el viento
ciega mis ojos lerdos por la espera.
Luego cae la noche con sus sombras,
restallan las cigarras y los grillos
atolondran la paz de los rincones.

Tu nombre reverbera en mi memoria,
mientras beso tus labios y tus manos
y tú me besas todo el pensamiento
y el corazón doliente me consuelas.

Hoy, a pesar de toda esta tristeza
y del desasosiego que me abruma,
siempre acudes a mí, siempre me miras
con tus ojos colmados de piedad…


ELHI DELSUE
24.08.2012

Contacta a Elhi Delsue