Páginas

miércoles, 20 de mayo de 2015

Juguemos a ser niños | Let's play to be children


Juguemos a que el sol es una metra
que rueda caprichosa hasta tu ombligo,
que la luna no es gris, que se ha pintado
la cara de colores amarillos.

Juguemos a que el viento nos descubre
detrás de los arbustos escondidos
y silba entre los médanos tu nombre
su sibilante voz de gurrufío.

Juguemos a que somos dos tahúres
que amañaron los dados del destino,
que tenemos el mundo a nuestros pies
y de naipes un mágico castillo.

Juguemos a bailar sobre la tierra…
zaranda, yo trompo ligerito;
yo pozo de madera, cuerda y viento,
tú muñeca de trapos y flequillos
con tu pelo de estambre y tus mejillas
rosadas cual geranios encendidos.

¡Toma mi mano, entremos a la ronda!
¡Alelimón, qué lindo tu vestido!
Juguemos al amor, que está sembrado
de tupidas acacias el camino.

Juguemos a soñar, que el tiempo pasa
y la noche encendió su farolito.
Mañana, cuando al alba despertemos,
¡nunca más volveremos a ser niños!


ELHI DELSUE
20.05.15

7 comentarios:

  1. Hermoso poema querido amigo Elhi, un placer leerte de nuevo
    con mi amistad de siempre, te envío mis abrazos .Almahern

    ResponderEliminar
  2. Elhi
    Tu poesía nos lleva a un espacio donde crecen los amores puros, dulces, tiernos, propios de la infancia. Advierto en ella elementos típicos de la infancia como la cuerda, el trompito, los naipes, la muñeca de trapo...todos enmarcados por un lenguaje poético que viaja al mundo de los sueños, en donde las acacias perfuman el ambiente y los tonos amarillos y rosados pincelan los versos. El cierre que sutilmente invita a dejar de soñar, a vivir el instante de amor con esa porción de fantasía propia de los niños, me parece estupendo...porque mañana puede que la magia ya no esté. Te felicito por esta hermosa poesía. Un abrazo con todo cariño

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario. Si tú supieras la alegría, el ánimo y el consuelo que me dan tus palabras...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso poema que nos envuelve en las cálidas caricias de nuestra infancia... juguemos a tantas cosas buenas que podemos imaginar... es bueno tener el alma como los niños, abiertas a la alegría, la ternura y la inocencia...
    Así con las manos aladas de ángeles buenos, podremos sembrar estrellas de paz en nuestro mundo.

    Un abrazo con brisas de esperanzas.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya cosa bonita, por Dios!
    Me siento tan pequeño, mi amigo; tan pequeño ante tan increíble belleza.
    Un abrazo, y gracias por cruzarte en mi camino.

    ResponderEliminar
  6. Querido amigo Elhi, la emoción no la puedo contener al leerte. Tus versos tienen la magia de la ternura y la belleza, que sólo los grandes poetas poseen para dejar en el alma del lector una sensación de paz y gozo.
    Guarda por siempre tu corazón de niño.
    ¡Gracias por compartir tus letras llenas de amor y dulzura!
    Besos desde mi rincón de sueños.

    ResponderEliminar
  7. Querido amigo Elhi, que placer leerte de nuevo, extraño tus letras
    y comentarios, mi amistad está intacta,.tierno y dulce poema. Abrazos

    ResponderEliminar

Contacta a Elhi Delsue