Páginas

viernes, 21 de diciembre de 2012

No creo en el amor | I don't believe in love


NO CREO EN EL AMOR
(Sextina IV | Por Elhi Delsue)

Una esperanza más que se marchita
dejando sus renuevos de nostalgia…
Una hogaza de pan moja mis labios
con el vinagre acerbo del olvido
y abrasa mis entrañas con su fuego
azul como el azul del infinito.

Y en ese añil de ingrávido infinito
el amor como hoguera ya marchita
arroja en las pavesas de su fuego
lacerantes esquirlas de nostalgia,
un verso de un poema que no olvido
y un adiós diluyéndose en sus labios.

¡Oh, viejo corazón, sella tus labios!,
¡No entones más tu canto al infinito!
y cuelga en los dinteles del olvido
tu ristra de ilusiones ya marchita,
tu latir moribundo y tu nostalgia,
tus cenizas que otrora fueron fuego.

¡Ay del amor que consumió su fuego!
¡Ay del amor que se quedó en los labios,
vestido con su atuendo de nostalgia,
mirando con su sueño al infinito!
¡Ay del amor que el tiempo lo marchita
como una flor sembrada en el olvido!

¡Qué más da si te olvido o no te olvido!
¿Para qué enardecer de nuevo el fuego,
si en el alma yaciendo está marchita
la pasión, y el dolor a flor de labios
concibe que el amor es infinito
solo en la infinitud de su nostalgia?

En la vida no existe otra nostalgia
que hiera más profundo que el olvido,
ni un amor tan sincero e infinito
que no mengue la llama de su fuego,
no puede la promesa de unos labios
más que el tiempo que todo lo marchita.

En mis labios anida la nostalgia,
el amor se marchita en el olvido:
¡no creo en lo infinito de su fuego!

domingo, 16 de diciembre de 2012

Silencio | Silences

SILENCIOS
(Variante de soneto inglés ABBA CDDC EFFE GG)

«El silencio es fecundo»
Pietro Metastasio (Escritor y poeta italiano)

Hay silencios que son como campanas
trepando la atalaya del destino,
silencios que acarician lo divino
con manos maternales y artesanas.

Hay silencios de timbres abisales,
silencios que seducen la razón,
que nos nutren el alma, el corazón,
que son como la luz en los umbrales.

Silencios que nos pueblan, que musitan
con voz de caracola en florescencia,
mueven el diapasón de la conciencia
y al cáliz de la noche nos invitan.

Amo el silencio de mi triste cuna,
silencio y soledad son mi fortuna...





16.12.2012

martes, 11 de diciembre de 2012

La falsa perla | The false pearl

LA FALSA PERLA
(Tronante)




Dije al verla: ¡Parece una perla!,
la encontré y de mis manos... se fue.
¿O fue solo una piedra y al verla
una perla soñé que encontré?...
Creí verla, mas luego encontré
que tal perla en el agua no fue.




11.12.2012

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Cuando duerme mi niño | When my child sleeps

CUANDO DUERME MI NIÑO
(Romance heroico | Por Elhi Delsue ©)
(Dedicado a mi Hijo, Osman Alfonso)



"Serenidad" Acuarela: Ana Rosa Mariño


Cuando duerme mi niño, dos luceros
se desprenden del manto de la noche,
se puebla de ternura mi nostalgia,
vuelan las musas de mis oraciones.
Lo imagino a mi lado conquistando
las cúspides del mundo en papalote,
los desiertos, los ríos y arrecifes,
el fragante perfume de las flores.
Cuando duerme mi niño, vibra el canto
en la clara garganta del sinsonte,
se nutren de matices los sonidos
y el silencio desnuda sus rubores
asperjando en las hojas de un poema
su lírico rorante de ilusiones.
Lo imagino en Canaima, formidable,
bautizando tepuyes con su nombre,
o en Iguazú saltando las cascadas,
o cruzando desiertos y cañones;
lo veo pensativo frente a un lienzo
pintando atardeceres y arreboles,
o erigiendo castillos en la arena,
o librando doncellas de sus torres.
Cuando duerme mi niño, se despierta
el pulso del laúd y de los bronces,
gorjea de alegría la mañana
en el verde follaje de los montes.
Lo veo en la Castalia de los bardos
do se bañan las ninfas y los dioses,
surcando en una góndola Venecia,
o en la Mezquita Azul y sus salones,
o contemplando el Cristo de Janeiro
y sus gigantes brazos redentores.
Navegará las aguas del Bermeo,
el Golfo de Salerno y derredores
y montará en la pampa y la llanura
sobre un brioso corcel yendo a galope.
Cuando duerme mi niño, lo imagino
volviendo con sus ojos soñadores
trayéndome una lumbre de Erta Ale,
o un trébol milenario de los bosques,
un velero que halló en Burj Al Arab,
o el tsampa del espíritu de un monje.
Mi niño, como yo, será poeta…
y alcanzará su pluma el horizonte
que apenas mis palabras vislumbraron;
será justo, virtuoso, sabio y noble
y entenderá que el mundo es una copa
que incita a la codicia de los hombres,
que las manos inútiles fracasan,
que todo tiene un tiempo y tiene un orden,
que el amor es un don y que la gloria
no le está reservada a los traidores.
Resguardará su patria y su bandera,
ensalzará la sangre de sus próceres
y encordará de paz una guitarra
para cantarle a Cuba nuevos sones.
Se bañará en el piélago celeste
del Caribe, será de los cardones
dulce savia frutal y de los pájaros
admirará el prodigio de sus voces.
Solo le pido a Dios que, cuando crezca,
no le herede la cruz de mis amores,
que arraigue sus raíces a la tierra
con la perseverancia de los robles,
que me guarde orgulloso allí en su pecho,
que nadie su cariño me lo robe
y que sepa por siempre que lo amé
más allá de mi muerte y mis dolores.




05.12.2012

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Mentira y Soberbia | Lies and vanity



MENTIRA Y SOBERBIA
(Endecasílabos silvestres | Primera Parte)

I

Fuiste siempre contrario a la verdad,
reptaste como sierpe en el Edén
y tu lengua ataviaste con mentiras.
Fingiste ser un «ángel de la luz»
y defraudaste a todos con engaños
propios de fariseos y de hipócritas.
Buscaste la alabanza de los hombres
predicando con falsos testimonios
y, mientras supuraban tus entrañas,
comulgabas a Cristo en los altares.
Pudiste haber negado, como Pedro,
tres veces a tu dios sin penitencia,
pero nunca mostraste pesadumbre
y así tu corazón se endureció.
¿Por qué ahora rehuyes a la Muerte
que tan justa y benévola te trata?...
Ella te vestirá con roja túnica,
trenzará una diadema que en tu frente
hundirá sus espinas lacerantes
y te flagelará con salvajismo
para luego escupirte la ignominia
que el mundo le reserva a los falaces...

II


Con tus ojos plagados de soberbia
d
espreciaste al humilde y le miraste
con asco, y por encima de tu hombro.
No obedeciste nunca, mas obraste
con un desmesurado despotismo.
Codiciaste los méritos ajenos,
de enemigos y afectos por igual;
profanaste la paz de la familia
y te malhumoraste contra el mundo;
olvidaste el honor y alimentaste
los ecos desquiciados de la ira.
¿Por qué ahora te espantas de la Muerte
que con tanta indulgencia ha postergado
los designios que nacen del Altísimo?...
Ella estará contigo en el calvario
y clavará tus manos y tus pies
a un indigno madero de tormento;
te dará de beber vinagre y hiel,
traspasará tu pecho con su hoz
hasta volver los restos de tu cuerpo
al polvo primigenio de la tierra...





28.11.2012

viernes, 16 de noviembre de 2012

Cementerio de poemas | Poems Cemetery



Con un lirio de muerte en las pupilas,
tan ignotos y pálidos y tristes,
algunos con los ojos entreabiertos
y sus manos cruzadas sobre el pecho;
así, como dormidos e impasibles...
¡Qué bonitos se ven nuestros poemas!
Es este cementerio el que me aterra,
con sus nichos sombríos y sus lápidas
mostrando sus horrendos epitafios:
"Aquí yace el intento de una octava,
un ovillejo con los pies descalzos,
un serventesio que perdió el oído".
Al fondo, puedo ver las grandes fosas
donde están las sextinas mutiladas,
las rimas, los vocablos más "profundos",
las odas, las baladas, los romances,
la insulsez de un puñado de adjetivos
y los despojos de una lira rota.
¡Ay, qué pena me dan estos difuntos
que no pudieron alcanzar la cima
de la belleza y todo su esplendor
y se quedaron con sus sueños truncos
para nutrir la tierra con sus huesos!
Su efímera misión fue burilar
el blanco diamantino de los mármoles:
"Descanse en paz este soneto infame"
"Cubra Dios con su gloria esta espinela
que soñó convertirse un día en glosa".
Se me nublan los ojos entre lágrimas
al ver la inmensa acrópolis de letras
donde duermen los versos de las Musas.
¡Cuántos poetas estarán ahora
urdiendo en sus miserias y dolores,
recogiendo del suelo algunas flores
para alegrar la tumba de sus Hijos!



16.11.2012

jueves, 8 de noviembre de 2012

No trates de entender esta tristeza | Don't try to understand this sadness



NO TRATES DE ENTENDER ESTA TRISTEZA
(Dedicado a la poeta ecuatoriana Ana Cevallos Carrión)


No trates de entender esta tristeza…
Hace tiempo que estoy desnudo y solo,
de pie, frente a esta piedra bautismal
que lapida mi carne con sus aguas.
Déjame presentirte en la distancia,
en la oquedad desierta de mis manos,
en el humo, en el vino, en la palabra,
en la fuerza soberbia y colosal
del tiempo desgranándose en mis sienes.
Quédate en el follaje
de las rosas perfectas,
en el blando perfume de la hierba
y en el terco peciolo de las hojas
que ya muertas se niegan a caer.

No quieras comprender esta tristeza
que llena mi costado
con aserrín de luna,
amalgama de lágrimas
y jirones de espera.
Déjame descubrirte en la alborada,
jugando en el columpio de las horas
y haciendo malabares de ternura.
Quédate en el aliento
de la verde mañana
que a mi lado respira,
ebria de luz y encantos
y escucha la armoniosa escolanía
de querubes que cantan sus maitines
y entibian con sus voces mi nostalgia.

No trates de entender esta tristeza
que dormita en el fondo
de todas mis visiones,
en el pan de la mesa, en mi guitarra,
en la canción aquella y en los ojos
mordaces y profundos de mi rabia.

No trates de entender esta tristeza
de cara sucia y limpio corazón,
como aquellas raíces esenciales
que alimentan los hijos de la tierra…
Que mi tristeza es mía, así la quiero
con todos sus lunares, imperfecta,
flexible y desatenta, imprevisible,
mineral y salina, tan humana,
tan de los dos... tan nuestra…




08.11.2012

miércoles, 31 de octubre de 2012

De sueños inconclusos | About unfinished dreams

"El futuro tiene muchos nombres:
para los débiles es lo inalcanzable;
para los temerosos, lo desconocido;
para los valientes es la oportunidad."

(Victor Hugo, Poeta y escritor francés)



DE SUEÑOS INCONCLUSOS...
(Dedicado a todos aquellos que van detrás de un sueño)

Se despertó temprano,
un amargo café tiñó su estómago
mientras el verso transmutaba en pan.
Fue escaso el alimento,
luego sintió el epílogo de octubre
sobre las hojas muertas de sus libros,
pesadas como un áncora de dudas,
como el remordimiento y la desidia,
como un Cristo astillándose en el pecho.
Eran solo las cinco
y noviembre asomaba en su mirada;
sus sueños inconclusos
eran piedras blanquísimas
en el fondo de un río
que cada vez más hondo,
más túrbido y difícil se tornaba.
Con las alas quebradas, su futuro
vistió con la mortaja del presente
y la Rueca del Hado dio su giro
ineludible hoy, mañana incierto…






31.10.2012

sábado, 27 de octubre de 2012

Oda de un soldado a la luna | Poem from a soldier to the moon



Al paladar del cielo te sujeta
un ingrávido hilo de misterio...
Fulges desde tu trono, formidable,
derramando en lo eterno
tus pupilas argénteas
y lamiendo las llagas insanables
de una paz moribunda.
De mortandad y sangre se ha teñido
tu plateada saya; tus rodillas
hincáronse en los fosos y trincheras
donde la guerra hendió
su horrenda dentellada
de muerte y de miseria.
Fusiles y metrallas
escarban las entrañas de este averno,
mientras tú, como madre bondadosa,
dos denarios de plata luminosa
pones sobre los ojos
de tus hijos caídos.
¡Cuántos cánticos!, ¡Cuántas alabanzas!
nacerán esta noche de los labios
de soldados que en medio del fragor
maldecirán sus balas
para hacerse poetas
y buscarán el cálido sustento
de tus manos de pan y de cebolla
apaciguando el hambre de la tierra…





27.10.2012

viernes, 19 de octubre de 2012

La quimera del corazón | Heart's Chimera




Brilla la luna inmensa. Su aureola
baña con sus reflejos nuestro lecho...
La noche es en el mástil de mi pecho
negro pendón que en la quietud tremola.

En el vientre de luz de una farola,
el corazón, de tedio ya deshecho,
con su incólume sueño insatisfecho
sufre mientras el alma se acrisola.

Ya no agita su sangre, ya no espera,
la rueda de su noria es un desierto,
una barca que zarpa sin un puerto,
una flor que en el fuego se incinera.

Quiere morir ─no sabe que está muerto─
en el profundo mar de su quimera.






19.10.2012

sábado, 13 de octubre de 2012

La estrella | The star


Hay un hilo delgado que separa
y hermana la verdad con la mentira,
una cuerda intangible de la lira
cuyo sonido a nada se equipara.

Hay una estrella encinta, ¡quién la hallara!,
por ella el corazón late y suspira,
es fuego que al poeta siempre inspira,
una tea encendida en su almenara.

Señor, cómo quisiera que esta noche
pudieras con tus manos de alfarero
esculpir mi penumbra y mi pobreza.

Que cada verso inspiración derroche
y repose en el fondo del tintero
¡el diamante inmortal de la Belleza!


13.10.2012

martes, 2 de octubre de 2012

Carta de Bolívar a Fanny du Villars | Letter from Bolívar to Fanny du Villars


Según las investigaciones del historiador venezolano Jorge Mier Hoffman, entre los manuscritos atribuidos a Bolívar, está una de las más hermosas cartas que alguien haya escrito, cuya destinataria era su lejana prima Fanny Du Villars. Dicha misiva es ardorosamente encantadora, llena de ternura y galanura, de un donoso estilo cargado de romanticismo.

Permítanme entonces, hacerle llegar esta carta antológica, que ha sido ya declarada como apócrifa, como testimonio preclaro del mejor epistolado, ahora en versos endecasílabos.

Tomado del blog del Prof. Enmanuel González, «La historia amena»
http://emplugones.blogspot.com/2011/04/bolivar-don-juanesco.html
y del libro «LA CARTA QUE CAMBIARÁ LA HISTORIA», del escritor venezolano Jorge Mier Hoffman.




CARTA DE BOLÍVAR
A FANNY DU VILLARS

(Paráfrasis libre en endecasílabos silvestres de una epístola apócrifa del Libertador)

Querida prima...

¿Te extrañará que piense aún en ti
encontrándome al borde del sepulcro?...

Ya la última aurora me ha llegado; 
tengo al frente el Caribe azul y plata,
agitado lo mismo que mi alma
por profundas y grandes tempestades.
A mi espalda, se alza el gigantesco
macizo de la sierra con sus picos
viejos y coronados por la nieve
de impoluto color de mis ensueños.
Por sobre mí, el cielo más radiante
de la América. ¡Oh, cuánta belleza
hay en su indescriptible sinfonía!
¡Qué derroche de luz y de colores!

Y tú sigues conmigo cuando todos 
me abandonan; tú siempre estás conmigo
en los débiles pulsos de la vida
y en el postrer fulgor de la conciencia.

Adiós, Fanny. Esta carta que está llena 
de signos vacilantes hoy la escribe
la misma mano que estrechó la tuya
en las horas de amor y de esperanza,
aquélla victoriosa que encendiera
el relámpago en todos los cañones
de Boyacá, Pichincha y Carabobo;
la que firmó el Decreto de Trujillo
y el célebre Discurso de Angostura.

Probablemente no la reconozcas: 
tampoco yo la reconocería,
si la muerte no hubiera señalado
con su dedo infinito y despiadado,
la realidad de este supremo instante.
Si muerto hubiera yo sobre los campos
de batalla enfrentando al enemigo,
te daría mis glorias, las que vi
a tu lado soñando enamorado
en los lampos de un sol primaveral.

Pero muero, proscrito y miserable, 
detestado por todos los que un día
gozaron mis favores. Muero víctima
de este inmenso dolor que no se sacia
y, presa de infinitas amarguras,
en recuerdo te dejo mis tristezas
y estas lágrimas vivas que jamás
cayeron de las fuentes de mis ojos.

¿No es digna de tu gloria tal ofrenda?... 
Estuviste con mi alma en el peligro,
conmigo presidiste los Consejos
de Gobierno, mis triunfos fueron tuyos,
mis reveses, mi amor, mi pensamiento
y el dolor de mi pena y mi final.

En las noches, al pie del Magdalena 
vi mil veces la góndola de Byron
recorrer los canales de Venecia;
iban en ella grandes hermosuras,
pero no estabas tú, porque flotabas
en las mansas corrientes de mi alma
mecida por las níveas castidades.

Al tiempo de los grandes desengaños, 
al tiempo de las íntimas congojas,
apareces enfrente de mis ojos
moribundos portando los hechizos
que da la juventud y la fortuna;
me miras y en tus ojos arde el fuego
de volcanes; me hablas y en tu voz
escucho los clarines inmortales
de Ayacucho, Junín y Bomboná.

Adiós, Fanny, ya todo ha terminado: 
Juventud, ilusiones y alegrías
se hunden en la nada, sólo quedas
tú como una ilusión angelical,
apoderándote del infinito.
  
Me tocó la misión de ser relámpago: 
rasgar solo un instante la tiniebla,
fulgurar levemente en el abismo
y tornar a perderme en el vacío.


Bolívar.

Santa Marta, 6 de diciembre de 1830.

02.10.2012

viernes, 21 de septiembre de 2012

Amanda | Amanda


A mi madre, Amanda Victoria.

En el cielo dos tímidas estrellas
me miran mientras fumo un cigarrillo;
trasnochadas, emanan mis miserias
como negras cenizas de mi hastío.

Me busco y no me encuentro; la tristeza
se retuerce en el humo mientras miro
en la penumbra la esperanza muerta
y mi cordura al borde de un abismo...

De pronto... te apareces como un ángel;
la flor de tu virtud que no envejece,
acurrucada entre tus manos, Madre,

me ofreces con palabras sanadoras,
me cobijas, me calmas, me comprendes
y el corazón de gozo me rebosas.



ELHI DELSUE
21.09.2012

domingo, 16 de septiembre de 2012

Yo... Salmerón | Me... Salmerón



Cruz María Salmerón Acosta
(Cumaná, Venezuela 03/01/1892 – † 29-07-1929)


El mar se queda llorando
con sus lágrimas de sal
y apenado de mi mal
el mar se queda llorando.
Muero un azul evocando
y en ese azul de cristal
el mar se queda llorando
con sus lágrimas de sal.



ELHI DELSUE
21.09.2012


CRUZ SALMERON ACOSTA. (Cumaná, 1892-1929). Llamado "poeta del martirio". En colaboración con otro poeta cumanés, su gran amigo José Ramos Sucre, fundó la revista literaria "Broche de oro". Víctima del mal de Hansen, designación casi poética de la enfermedad conocida como lepra, se recluyó en Manicuare, un pueblo que creció a lo largo de la costa de la península de Araya y desde el cual se puede ver Cumaná. Allí, postrado en la cama, tuvo que dictar muchos de sus poemas cuando la enfermedad le impidió escribir. Su obra refleja la adversidad, la angustia y la restricción que le acompañaron durante su vida.

Hoy en día, la casa de Cruz Salmerón Acosta, lugar de destierro físico y espiritual del poeta, aún convida al reposo para contemplar, desde la pequeña colina en que se encuentra, aquella costa que tanto amó y el ancho azul que insuflara a sus poemas toda esa carga de melancolía y desconsuelo. La casa es conservada por los jóvenes del Centro Cultural Cruz Salmerón Acosta con esmero y dedicación, un grupo de muchachos manicuareros dedicados a conservar viva la memoria del poeta y que celebran de manera especial el natalicio (3 de enero) y muerte del poeta. Además, han construido el Museo Cruz Salmerón Acosta en el lugar donde vivieron los padres del mismo.


Pegado de http://www.arrakis.es/~joldan/salmeron.htm

martes, 11 de septiembre de 2012

Y todos estaban dormidos | And they all were asleep



«La oración en el huerto de Getsemani», por Tintoretto


No había ni fuerzas, ni modos...
y todos
aquellos que al Cristo cuidaban
estaban
rendidos, de pena afligidos,
dormidos.
Juraron no ser corrompidos,
Jesús solo estaba despierto,
orando a su Padre en el huerto
y todos estaban dormidos...






11.09.2012




Marcos 14:37-38 Viene después a los tres, y los halló dormidos. Y dice a Pedro: ¿Simón, tú duermes?, ¿aun no has podido velar una hora? Velad, y orad para que no caigáis en la tentación. El espíritu a la verdad está pronto, pero la carne es flaca.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Quijote sin tus ojos | Quijote without your eyes


(Soneto lipograma* | Por Elhi Delsue ©)
En este lipograma en forma de soneto está ausente la letra a.


Teje el silencio su imponente velo
y no puedo un segundo desprenderme
del negro de tus ojos sin perderme
en un intenso y hondo desconsuelo.

Todo se vuelve triste en un momento,
como un ciego perdido en lo infinible,
como un roce de piel... frío, insensible,
como un niño desnudo y sin sustento.

Yo no sé si creer en lo divino,
pero siento que soy un peregrino
en el místico templo de tus ojos.

Sin ellos soy del verso los despojos,
un Quijote demente y sin destino
huyendo de los remos de un molino.





09.09.2012




Un lipograma (griego: λείπειν γράμμα, «abandonar una letra») es un texto en que se omite sistemáticamente alguna letra (o varias) del alfabeto. El grado de dificultad de este artificio lingüístico es directamente proporcional a la frecuencia de la letra omitida en el idioma utilizado (en español la a o la e) y a la extensión de dicho texto.

La primera manifestación que se conoce es de Laso de Hermione (s. VI a. de C.), quien suprime la sigma en su "Oda a los centauros". Néstor de Laranda, por su parte, logra reescribir en el siglo II la Ilíada, eliminando la alfa del primer canto, la beta del segundo, y así sucesivamente. En España, Alonso de Alcalá y Herrera publicó en 1641 un volumen de cinco relatos en los que prescinde sucesivamente de las vocales.

viernes, 24 de agosto de 2012

Ojos de piedad | Eyes of pity


"No puede hallarse poesía en ningún lado cuando no se lleva dentro".
(Joseph Joubert. Moralista y ensayista francés)


Las aves ya no trinan en tu ausencia,
llora el turpial, se enluta el arrendajo,
no se inmuta la palma con la brisa
y de nimbos el cielo se aborrasca.
No cubre la mañana el arestín,
el manantial no riega los moriches
ni nutre con sus aguas sus raíces;
se desgrana el dorado araguaney,
lividece la tez de las cayenas
y el múrice sutil de las violetas.

El paisaje es un tríptico de grises
donde duerme latente la belleza
y el bálsamo oloroso del mastranto
tiene aliento de légamo y pantano.

Nada es igual... paréceme tan triste
desandar esta senda ya trillada
sin escuchar tu voz de campanario.
¡Hay una inmensa soledad de llano!
y la inquietud que hiere y me desvela
desvencija el horcón de la ansiedad.

La tarde es un presagio que desciende
como un telón de nubes sin encajes
y un médano esparcido por el viento
ciega mis ojos lerdos por la espera.
Luego cae la noche con sus sombras,
restallan las cigarras y los grillos
atolondran la paz de los rincones.

Tu nombre reverbera en mi memoria,
mientras beso tus labios y tus manos
y tú me besas todo el pensamiento
y el corazón doliente me consuelas.

Hoy, a pesar de toda esta tristeza
y del desasosiego que me abruma,
siempre acudes a mí, siempre me miras
con tus ojos colmados de piedad…


ELHI DELSUE
24.08.2012

miércoles, 20 de junio de 2012

La Búsqueda | The Search

LA BÚSQUEDA
(Cuartetos con rimas asonantes continuas | Por Elhi Delsue ©)


Ilustración de Paul Gustave Doré

"La fe es un oasis en el corazón,
que nunca será alcanzado por la caravana del pensamiento"

Khalil Gibran

I

Te busqué en el andén del infinito,
en la contemplación, en los misterios,
en la sal de una lágrima, en el miedo,
en el blanco marfil de los sonidos.

Te busqué en el Jardín de los Olivos,
en los treinta denarios, en el diezmo,
en el agua, en el polvo y en el fuego,
en la duda, en el Credo, en el delirio.

Te busqué en el Estigia del abismo,
en los ojos profundos del Barquero,
en la piedad y en el conocimiento,
en la guerra y la paz, en el olvido...

¡Nunca pude encontrarte, Padre mío!,
tal vez porque no quise ni un momento
abrirte el corazón de amor confeso
y quedarme a la sombra de tu abrigo.

II


Te busqué más allá de mis conflictos,
en la greda inmortal del Alfarero,
en lo insignificante, en lo supremo

en la tierna inocencia de los niños.

Te busqué en la virtud y el sacrificio,
en la fragilidad de los ensueños,
en todos mis otoños, mis inviernos,
en la consagración del pan y el vino.

Te busqué en el sagrario del destino,
en la lengua blasfema del poseso,
en el humo fragante del incienso,
en la tribulación de los caídos.

¡Nunca pude encontrarte, Padre mío!
Eres la flor que brota entre los brezos,
el albedrío gris de lo imperfecto,
una piedra rodando en los sentidos…





20.06.2012

sábado, 16 de junio de 2012

Personales I | Personal I

(Endecasílabos silvestres)




Yo no nací para la hipocresía.
No sé entonar postizas alabanzas,
ni preciso de un trono, ni me siento
a la diestra de jueces o gigantes.
Aborrezco los cepos en las manos,
la falsa adulación, el egotismo;
yo soy ese gorrión que alzando el vuelo
desafía a los vientos y a las nubes,
el que trina a pesar de su tristeza,
el que elevó su voz hasta la cima
y no temió caer porque en el suelo
sus alas aprendieron a ser fuertes.
Yo no nací para instigar al odio:
mi motivo mayor es el amor;
por él he perdonado a tantos Judas
que vinieron al huerto a darme un beso.
Tengo mucho de árbol y de libro,
algo de anciano, la ilusión de un niño,
poco de ángel, mucho de demonio;
el pan de mi suplicio es la mentira,
la lis de mi conciencia la verdad.
Soy una puerta, un patio, una ventana,
una piedra de maza, una falange
de peones bravíos y de alfiles
y torres majestuosas y caballos
que surcan los escaques de la vida
sin rendirse jamás en la batalla...





16.06.2012

miércoles, 16 de mayo de 2012

La llama inmortal | Immortal Flame

"Una aproximación al Amor..."

(Soneto alejandrino | Por Elhi Delsue ©)





Vence toda distancia, el tiempo no lo inmuta,
no finge, no se endiosa, es dulce y bienhechor,
se asquea en la maldad, no le teme al dolor,
a la paz y al perdón siempre lleva su ruta.

Es lágrima en el Gólgota, es la Cruz impoluta,
es la sal de la tierra, espada, yelmo y flor,
la lámpara del Verbo, un precepto mayor
cuya omisión revela la miseria absoluta.

¡Qué sería del mundo sin sus leves cadenas,
sin su lira divina arpando en el infierno,
si no existiese luz en su eterna amalgama!

Como un fuego sagrado recorre nuestras venas
y así como el cerezo sobrevive el invierno,
así se inmortaliza el amor en su llama.




16.05.2012

sábado, 28 de abril de 2012

Tú no tienes la culpa | It's not your fault



(A mi hijo, Osman Alfonso)

«El verdadero dolor es el que se sufre sin testigos»
Marco Valerio Marcial - Poeta Latino

Tú no tienes la culpa, mi pequeño,
si el dolor hoy lacera mi costado,
si el cansancio al amor ha derrotado,
si un día me creí del mundo dueño.

Cada vez que te miro, evoco un sueño:
… tú crecías dichoso, yo a tu lado,
como el padre ejemplar y afortunado,
no el mísero ermitaño que hoy desdeño.

Postergando el verdugo de mi calma,
inmerso en mis angustias y mis quejas,
desando la ciudad de polo a polo.

Tú no tienes la culpa, hijo del alma,
si en el preciso instante en que te alejas
es cuando más comprendo que estoy solo.



28.04.2012

miércoles, 25 de abril de 2012

Más allá del olvido | Beyond the oblivion

(Soneto alejandrino) | Por Elhi Delsue ©


Soneto alejandrino cuyo verso final está basado
en una adaptación de un verso del poeta cubano,
Ronel González Sánchez y su obra «Consumación de la utopía»


Fulgían en el negro de sus ojos traviesos
dos espejos mirando hacia la infinitud,
y custodias eternas de mis sueños confesos,
sus manos, como espigas de etérea juventud.

Bendije los febriles abriles de embelesos,
los soles que entibiaron su vientre, su virtud,
los últimos poemas, los primeros excesos,
el delirio de un beso de amor a plenitud.

Su recuerdo me nombra, me incita, se encariña
y abre surco en mis sienes su inocencia de niña
transfigurada en Fuente Castalia de mi musa.

Me descubro ante el tiempo, inerme y ya vencido,
porque siento sus labios, más allá del olvido,
derritiéndose obscenos sobre mi piel confusa.



25.04.2012

miércoles, 11 de abril de 2012

Madre | Mother



MADRE
(Soneto)

Madre, eres tú la luz de mis quereres;
son tus cálidas manos amorosas
dos nubes que lloviznan primorosas
sobre un mar de nostalgias y de ayeres.

Beso tu frente amada porque eres
de mi huerto el rocío, el sol, las rosas,
la sal, la brisa, el agua y... ¡tantas cosas!,
la más santa de todas las mujeres.

Me duele verte así, sin alegría,
con la mirada absorta y tan lejana,
enhebrando consejos tiernos, sabios.

Bendíceme otra vez, ¡Oh, madre mía!,
ayúdame a olvidar que está temprana
la muerte susurrándote en los labios...





11.04.2012

sábado, 10 de marzo de 2012

La vida | Life

(Soneto alejandrino a doble rima)


"El que no valora la vida, no se la merece."
Leonardo Da Vinci


La vida se nos muestra misteriosa y altiva,
es la fuerza, el aliento que los sueños vigora,
el sol que en un momento nos abrasa y devora;
así es la vida nuestra... impredecible, esquiva.

Es la llave maestra del destino que aviva,
de la pasión cimiento, de la gloria señora,
es un cirio en el viento, el lirio de la aurora,
la Cruz que nos adiestra, la flor que nos motiva.

La vida es luz que esplende, invalorable y pura;
no el fetiche profano de un templo sibilino
o un ídolo de lodo durmiendo en la conciencia.

Es la yunta que hiende en el alma más dura,
el fruto de lo humano, rayano a lo divino...
La vida, sobre todo, es del amor su esencia.





10.03.2012

Contacta a Elhi Delsue